No sé qué sirvió de excusa para qué; si la floración del cerezo en el valle del Jerte para practicar el manejo del dron o si practicar el manejo del dron para ver la floración del cerezo en el valle del Jerte. Pero lo cierto es que tenía tantas ganas de sumar horas de vuelo a mis prácticas como de acercarme a ver el famoso manto blanco que forman los cerezos en flor en el valle y que desde hacía ya (demasiados) años que llevaba diciéndome que quería ver.

Si bien lo normal es que la floración acompañe a la llegada de la primavera, entre finales de marzo y principios de abril, la cosa puede variar en función de la meteorología. Para ir sobre seguro, es recomendable planificar la escapada estando al tanto de la web de turismo del Valle del Jerte, que informa puntualmente cuándo empiezan a florecer los cerezos y en qué fechas puede verse el valle en su máximo esplendor.

Hay un sinfín de posibilidades de ruta y no voy a entrar a desglosar nada, que apenas estuve un día por la zona, pero no os queréis complicar la vida, lo más sencillo es coger como base la ruta que nos marca la N110 desde Tornavacas hasta Valdastillas, que cruza el valle de norte a sur y, a partir de ahí, meteros por los caminos laterales que van saliendo (sobre todo hacia el este) y dejaros perder un poco remontando el valle por entre los cerezos. Si vais con tiempo, y aprovechando que ya estáis por la zona, tampoco está de más aprovechar para hacer alguna de las rutas de la reserva natural de la Garganta de los Infiernos (aunque éstas pueden hacerse en cualquier época del año).

Lo que veis en el vídeo que he colocado apenas muestra una pequeña porción de valle (el viento no invitaba a volar mucho el dron) pero sí puede valer para haceros una idea de qué es lo que os vais a encontrar. Ni que decir tiene que, a mayores de la componente paisajística, está la gastronómica. Toda esa zona es una delicia y raro será que no encontréis un sitio en el que se coma bien y a buen precio.

 

Puntúa esta entrada
Puntuación de los lectores 4 Votos
7.9