El LK2 es, por su arquitectura, el más emblemático de los tres edificios principales de oficinas que Laboral Kutxa tiene en el polígono de Olandixo, en Arrasate Mondragón y ha sido el primero en el que se ha llevado una reforma integral de sus instalaciones. Se trata de un edificio con un aporte de luz natural muy importante en el que adecuar la cantidad de luz artificial a las necesidades de cada momento y de cada espacio se presentaba como un requisito fundamental a la hora de renovar su iluminación. Philips ha sido el único fabricante capaz de ofrecer una solución completa de luminarias y sistemas de control que cumplieran con los requisitos de este proyecto. No se trata del primer proyecto de la entidad bancaria con Philips, que desde 2014 ilumina también su nuevo modelo físico de oficinas.

“Buscábamos un ahorro energético y económico y también un ahorro en el mantenimiento y Philips nos propuso una solución a medida que encajaba perfectamente en el proyecto”, detalla Cristina Piñeiro, responsable de Proyectos y Obras de Laboral Kutxa. Desde el primer momento, la prioridad de Laboral Kutxa ha sido conseguir unas oficinas atractivas e innovadoras donde primara el bienestar de sus trabajadores. “Pasamos mucho tiempo delante del ordenador y de los papeles y es importante que tengamos el espacio de trabajo bien iluminado en todo momento”, nos cuenta Amaya Capelástigui, Técnico de Desarrollo Operativo de Producto en el edificio LK2.

Una de las características principales del edificio es el gran aporte de luz natural que tienen las zonas de trabajo, que hace imprescindible una regulación prácticamente en tiempo real de la intensidad de las luminarias. Con el sistema de control Dynalite se optimiza el consumo de energía y se crean las escenas de alumbrado adecuadas a cada momento y en función de las necesidades de cada espacio ya que, además, se autorregula al detectar o no actividad. “Hemos conseguido un edificio inteligente que interactúa con el usuario”, explica Ignacio Sustacha, técnico responsable de Philips. “Combinando la iluminación LED con los sistemas de control dinámico, estamos consiguiendo ahorros que superan el 70% con respecto a la instalación anterior”. Pero el ahorro no se reduce al consumo, también se ha notado en el mantenimiento. Iker Gamonárriz, Técnico de Mantenimiento de Laboral Kutxa es quien más lo nota: “Antes teníamos que cambiar un par de fluorescente por semana, a veces más, y desde que renovamos la instalación no hemos cambiado ninguno”.

Esta nueva iluminación cumple con todos los requisitos de la normativa de iluminación interior, lo que revierte directamente en un beneficio para los trabajadores, que disfrutan de una excelente uniformidad lumínica y un máximo confort visual en el interior de las oficinas, sin deslumbramientos y una excelente reproducción cromática (IRC > 75 / 4000K).

Actualmente, la colaboración de Philips y Laboral Kutxa sigue en marcha y, además de nuevas sucursales, también se está renovando la iluminación del edificio LK1.

CLIENTE:
PROYECTO:
LUGAR:
FECHA:

Philips Ibérica, S.A.
Caso de estudio del proyecto de iluminación de Laboral Kutxa.
Mondragón (Euskadi)
Julio de 2016