Club Raqueta

La construcción del Club Raqueta se planteó bajo una premisa fundamental: ofrecer a sus jugadores la mejor experiencia deportiva independientemente del día del año y de la hora a la que se utilizara cualquiera de sus pistas de tenis o padel. Un diseño cuidado hasta el último detalle y llevado a cabo por los responsables de instalaciones como, entre otras, la Caja Mágica, en Madrid, o la Academia Equelite Juan Carlos Ferrero, hubiera sido insuficiente de no haber contando con una iluminación que estuviera a su altura. Federico Arias, gerente del club lo tuvo claro desde el primer momento: sería Philips quien iluminara sus canchas.

El Club Raqueta cuenta con nueve pistas de pádel y de ocho de tenis, de las que ocho y cuatro, respectivamente, son cubiertas. “Lo que vimos claramente desde el principio que, al ser en su mayoría pistas cubiertas, la luz iba a jugar un papel importantísimo”, explica Federico Arias. “Teníamos que contar con una iluminación de primer nivel porque la cubierta iba a reducir la entrada de luz natural y, en estos deportes, una buena visibilidad es fundamental. Además, queríamos que fuera LED; y eso sólo podía ofrecérnoslo Philips”, sentencia.

Las luminarias LED ClearFlood de Philips se ajustan perfectamente a las necesidades de iluminación que requieren las pistas. Con ocho proyectores de 241W instalados en cubierta se consiguen, sin problema, los 800 lúmenes recomendados por la Federación Nacional de Tenis y Padel obteniendo, a mayores, un ahorro casi el 50% con respecto a una instalación basada en lámparas de descarga de halogenuros de 420W tradicional. “La única salvedad es la pista central de padel, que está iluminada con 12 proyectores para conseguir los 1000 lúmenes”, matiza Federico Arias.

Pero las ventajas van mucho más allá del ahorro. “Las soluciones de iluminación convencionales tardaban unos minutos en encenderse y en apagarse, con el consiguiente trastorno para los jugadores en los cambios de pista”, explica el gerente del club. “Ahora es una gozada; podemos mantener las luces apagadas hasta el momento de usarla porque el encendido es instantáneo. Incluso la usamos para avisar de que se acaba el tiempo encendiendo y apagando un par de veces los proyectores como si fueran una bombilla”. A esto hay que añadirle otra ventaja fundamental: la cantidad, la calidad (IRC > 75)  y el color de la luz (4000K) se mantiene durante toda la vida útil del proyector (70000 horas), lo que garantiza una instalación duradera y muy fácil de amortizar en poco tiempo. “Nos felicitan con el tema de iluminación”, comenta Federico con orgullo. “Hay pocos clubes que, hoy por hoy, aún no están iluminados con LED y la calidad de las que lo están usando no es la misma. Philips es una marca que es líder en iluminación y que el producto que te está vendiendo sabes que tiene una garantía, que va a cumplir con lo que esperas y va a durar los años que tiene que durar”, concluye.

Pero no sólo se han iluminado con LED las pistas. Farolas Stela iluminan los caminos que separan las pistas de los vestuarios, el gimnasio, la cafetería y las oficinas del club, que también están iluminados con LED Philips.

CLIENTE:
PROYECTO:
LUGAR:
FECHA:

Philips Ibérica, S.A.
Caso de estudio del proyecto de iluminación del Club Raqueta.
Valladolid
Agosto de 2015