Poco amigo soy de promocionar lo que no he probado, así que cuando me llegó el primer email de HP proponiéndome ser embajador y jurado en uno de sus concursos de fotografía, mi segunda reacción fue la de agradecer la propuesta y rechazarla (la primera fue la de mandar el email a la carpeta de spam). De entrada, la propuesta suponía presentar el concurso en una serie de vídeos y la idea de ponerme de nuevo delante de una cámara era algo que había descartado categóricamente repetir tan pronto terminaron mis primeras prácticas en informativos de televisión (local), allá por el ocaso del siglo XX. Pero Ezequiel no parecía ser el tipo de persona que se rinde a la primera una negativa… ni a la segunda, ni a la tercera.

Así que después de un intercambio de llamadas y de emails, de dejarme claro que no tendría que hablar de las bondades de la marca ni de ninguno de sus productos si no me apetecía y de darme entera libertad para hacer lo que quisiera (dentro de unos límites) empecé a vislumbrar una posibilidad muy interesante de desempolvar una idea que venía rondándome desde f d’ephimero en f de photoblog. Llamé a Paco, a ver si le apetecía echarme una mano y de ahí salió lo que ya pudisteis ver hace unas semanas en el anterior post: ‘Abandonadas‘. Y precisamente ahí, dentro de ‘Abandonadas‘ metimos el primero de los vídeos del concurso: su presentación.

Así que ya sabéis, si os hace falta una impresora o renovar la que ya tenéis y queréis echar antes un tiento en este concurso a ver si ganáis la HP Photosmart 7510 que está en juego en ‘Imprime tus mejores momentos’. Sólo tenéis que elegir una foto que sea especial para vosotros, entrar en la página de facebook del concurso (sí, es imprescindible tener cuenta en facebook), subir la foto y contarme qué es lo que la hace especial. Tenéis hasta el 26 de abril. ¡Ah! Y aquí tenéis las bases, que se ven regulero en la página del concurso.

INSOBORNABLE. SÍ. PERO…

Sí, amigos, para los que no lo sepáis todavía, soy in-so-bor-na-ble. Rotundamente. Pero no por eso voy a dejar de escuchar vuestras jugosas ofertas en los comentarios de este post y, además, voy a recompensaros por poner a prueba mi integridad regalando un par de las copias a 20×30 que sobrevivieron a ‘Abandonadasfirmadas y dedicadas a las dos ofertas de soborno que más me dejen con el culo torcido (*) (ya les diré las que sobrevivieron a los que ganen). Sed generosos a la par que creativos y sorprendedme superando los límites de vuestra indecencia más rastrera. También hasta el 26 de abril, por poner una fecha límite.

¡Suerte a los que os decidáis a participar… en cualquiera de los dos concursos!

(*) ¡Ah, sí! Se me olvidaba comentar que en la letra pequeña de las bases -depositadas ante notario en una caja de seguridad de un banco de Zurich cerrada con siete llaves escondidas en las profundidas de los siete mares- hay una cláusula que dice que puedo optar por dejar de ser íntegro, aceptar el soborno y entregar la impresora al ingenioso sobornador. Pero no os preocupéis porque, como ya os he dicho antes, soy insobornable. In-so-bor-na-ble. Así que dejaos llevar y no os pongáis ningún límte. Pero bueno, por eso de la transparencia y tal.

 

Puntúa esta entrada
Puntuación de los lectores 1 Voto
6.2