Siete años en diez cifras

Tal día como hoy, hace siete años, nació cazurro.com. Tiene gracia porque, conociéndome como me conocía por aquel entonces, si ese día me hubieran preguntado por la esperanza de vida que le auguraba al fotoblog, no le hubiera dado más de un año en la más optimista de mis estimaciones. De hecho, me he parado a hacer un balance de todo lo que ha supuesto en cifras cazurro.com en todos estos años y me he encontrado con algunos números que me han puesto los pelos de punta y que, por ser hoy el día que es, me gustaría compartir con vosotros.

En estos siete años llevo publicadas en el fotoblog 1637 fotos de más de una docena de países de cuatro continentes. Atendiendo a las estadísticas de los servidores en los que ha estado alojado cazurro.com, esas fotos las han visto, hasta la medianoche de ayer, 2.532.452 visitantes. Y eso sin contar a los que hayan podido visitar alguna de las 28 exposiciones en las que he participado de forma individual o colectiva. Ni a los que las hayan visto colgadas en la pared de alguno de los particulares que se ha hecho con una -o varias- de las 571 fotos vendidas en más de 20 países en alguna de las cuatro maratones de fotodonaciones que se han traducido en la donación de 12.560€ a diferentes ONGs. Tampoco contabilizo a quienes les haya llegado alguna de las publicaciones en las que alguno de mis 34 clientes haya decidido ilustrar con mis fotos. Fotos, todas ellas, que he ido sacando combinando 15 cámaras y 20 objetivos que me he podido financiar gracias a los 24 premios con los que he sido galardonado, con dos de National Geographic en 2008 y el de Caja España de Fotografía en Color en 2007 entre ellos. Fotos, visitas, clientes y premios que me han ayudado a encontrar gente interesada en participar en alguno de los 15 talleres de fotografía que he tenido el placer de impartir por España y Costa Rica.

Y me dejo en el tintero, entre otras muchas, la cantidad de gente -agradable y desagradable- que he conocido, la de buenos amigos que he hecho, la de risas que me he echado, la de historias que me he llevado y la de kilómetros que he podido recorrer con la cámara a cuestas. Si los próximos siete años son la mitad de buenos que estos siete primeros, será difícil que alguien pueda borrarme esa estúpida sonrisa que me sale cuando alguien me pregunta si vale de algo tener un fotoblog.

¡Gracias por seguir pasando por aquí durante estos siete años; os espero los próximos siete!

 

Puntúa esta entrada
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0