Diez sencillas sugerencias (nueve, si eres mujer) para convertirte en un gurú -y un gilipollas- de la fotografía

La secuencia de inicio suele ser siempre la misma: echa una ojeada a tu alrededor, ponte en modo ‘terminator’ y escanea todos y cada uno de los equipos fotográficos que te rodean. Si tienes algún problema en programar el criterio de búsqueda, suele ser un SELECT * FROM fotografos WHERE camara <> compacta AND marca = miMarca AND edad <= miEdad ORDER BY objetivo DESC, modelo DESC [ 1 ]. A partir de ahí puedes romper el hielo con la frase que prefieras y luego ir combinando tantas como veas necesario. Tal y como nos enseñó la propiedad conmutativa de las matemáticas, el orden de los factores no altera el producto.

Sé un -ista, defiende tu elección de marca como no defenderías ni a tu hijo/a en un concurso de belleza. Sea cual sea la marca que empuñas, es La Marca. Lo sabes tú, lo sabe tu familia y es posible que lo sepan tus vecinos… pero no es suficiente. Si eres un -ista de verdad, tienes que ser predicador de La Marca. Empieza impresionando a tu víctima con las especificaciones técnicas de tu cámara y no pierdas ocasión para lanzar alguna que otra pullita a la marca rival (Porque sí. ¿A quién quieren engañar? Todos lo sabemos: sólo hay dos marcas en el mercado lo mismo que sólo hay dos opciones posibles para gestionar el Gobierno).

Haz una exhaustiva ennumeración de tu equipo y no te cortes en los detalles. Explica, por ejemplo, qué objetivos similares miraste antes de decidirte, en qué foros preguntaste, en qué páginas/revistas estudiaste comparativas y, sobre todo, no te olvides de decir lo que te costó cada cosa. Que se vea que si no trabajas en B&H Photo es porque no quieres hacerte judío. Cuando hayas terminado pásale la pelota a tu nuevo amigo con un sencillo pero eficaz “¿Y tú qué tienes?” o bien con un “Estuve mirando el modelo que tienes tú pero al final me pareció una mierda, jajajaja. ¡Es broma!”. Pero sabes que no lo es.

“Yo no participo en concursos porque están todos amañados”. Y además haz hincapié en que lo sabes de buena tinta porque te lo contó el primo de un amigo de la cuñada de un conocido al que se lo había contado el sobrino de uno que era hermano del que redactó las bases de uno de esos concursos, que lo ganó además un primo segundo del médico que atendía a uno de los compañeros de colegio del hijo del alcalde. Descarao.

“Yo no pongo mis fotos en Internet porque me las roban”. Y es que si de algo estás seguro es que tus fotos no tardarían ni 10 segundos en circular por los mercados negros de fotografía que hay por la Red lucrando a todo el mundo menos a ti. Por eso sientes lástima de los pobres incautos que no saben lo que es Internet y que sí que las ponen.

“La auténtica fotografía es la que se hace con cámaras analógicas” o bien “la fotografía digital es el futuro, la analógica es sólo para gafapastas pedantorros”. Según el tipo de fotografía que practiques deberás usar una u otra fórmula porque no, no hay lugar para los dos en este mundo. Y el que diga lo contrario no tiene ni idea de lo que de verdad es La Fotografía.

“Yo no uso para nada el Photoshop”. Y eso es algo que tiene que quedar cristalino: las fotos quedan tal y como las descargas de la cámara. Como tiene que ser. Ahí se demuestra el que vale y el que no vale.

“Voy a ver si fotografío a unas tías y de paso me las cepillo después… o durante, jajajaja”. Nadie mejor que tú sabe el sex-appeal que tienen los fotógrafos y lo fáciles que son las mujeres cuando se ponen al servicio de tu cámara para una sesión en la que los megapixels se transforman en pura feromona. Nota: efectivamente, esta frase es sólo válida si eres hombre.

“Esa foto ya la hice yo hace tiempo”. Y no sólo la hiciste antes que nadie si no que también la hiciste mejor. Pero sé magnánimo y subraya que no te importa que te copien… si es para aprender, claro. A fin de cuentas, todos hemos copiado a los grandes cuando estábamos aprendiendo.

Sé monotemático y centra todo en tu experiencia. La Fotografía; así, en mayúsculas. Técnica, novedades, rumores, exposiciones, autores, historia… No debe haber tema en el que te puedan pillar en un renuncio. Ese es el camino que has elegido, tu bushido, y debe quedarle patente a cualquiera con el que hables.

Hasta aquí mis diez sugerencias. Espero que os sean de utilidad para llegar a construir un mundo mejor para los que practicamos de vez en cuando la fotografía. Pero estoy seguro de que conocéis muchas más así que no os cortéis y dejadlas por aquí, que cualquier consejo para poder llegar ser un G.G.F. (Gran Gurú Fotográfico) será, a buen seguro, útil y bien recibido.

Gracias a @NndSnchz, @MMunera, @davidgorgojo, @lignasi, @rbarbera, @desenfocado, @reflejandome, @SergiodelaTorre, @xoroi78, @mtfernandez, @fransimo, @g_calatrava y @Elessar por su inestimable colaboración en Twitter a la hora de rematar este post.

[ 1 ] Para los que no estéis familiarizados con la programación de bases de datos (que imagino que seréis los más) os diré que ésa secuencia que he puesto se traduce más o menos como “buscar fotógrafos cuya cámara no sea compacta y usen la misma marca que yo y sean más jóvenes que yo según sean sus objetivos más caros y sus modelos más nuevos”. 😉

 

Puntúa esta entrada
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.8