Perderse por las mil calles de las cien torres

Puntúa el reportaje
Puntuación de los lectores 1 Voto
8.0

Pasear y dejarse uno perder por los 22 distritos de la capital checa es un delicia. A los obligados paseos por la riqueza del epicentro turístico de Staré Město, Malá Strana, Nové Město o el curso del Moldava, hay que sumarles los recorridos por los barrios adyacente donde se da lugar la cotidianedad praguense; donde la gente vive en Praga y no vive de Praga.

Una ciudad llena de encanto y de historias que se descubren cuando nos posamos en ella sin prisa. Al contrario de lo que muchos dicen, Praga no se ve en dos días.